Recreación por modelo anatómico tridimensional!

Es de recordar que el cerebro no tiene receptores del dolor en sí mismo, aunque sí terminales del circuito, por lo que no duele pero siente el dolor de otras regiones del cuerpo. Para que nos duela cualquier parte de nuestro cuerpo es necesario que previamente se haya desencadenado una cascada de reacciones en la que el sistema nervioso, dirigido por el cerebro.

Sin embargo, el órgano como tal no duele. Puede doler la cabeza, pero no el cerebro y, aunque suene un poco paradójico o confuso.

En todo el proceso son esenciales los nociceptores, o receptores del dolor, pues son los que median la respuesta al estímulo doloroso.

Lógicamente, el primer paso está regido por la contracción de alguna lesión o traumatismo, que desencadenará la liberación en la zona afectada de potasio, prostaglandinas y bradiquinina, todas ellas implicadas en la posterior secreción de las conocidas como sustancias del dolor o algógenas. Y precisamente éstas son las que activan los nociceptores, que actuarán sobre el sistema nervioso, favoreciendo la liberación de nuevos compuestos, cuya función será aumentar la permeabilidad vascular y dar lugar a la producción de serotonina e histamina, que a su vez actúan de nuevo sobre los nociceptores.

Además, la acción conjunta de algunas de estas sustancias da lugar a la inflamación y la rojez que acompañarán a la sensación del dolor tal y como lo conocemos.

Nada aplicado sobre el cerebro puede generar esta cascada de reacciones y, sin embargo, a menudo se siente dolor de cabeza, ¿qué es lo que duele entonces?

La respuesta está en los tejidos que lo rodean, como las meninges, que son unas membranas de tejido conectivo que recubren todo el sistema nervioso central, compuesto por el encéfalo y la médula espinal. Además, la sensación que se siente cuando nos duele la cabeza se debe también a la dilatación de los vasos sanguíneos circundantes. Una lesión que afecte a estos tejidos sí que dará lugar a dolor y de ahí el famoso dolor de cabeza que a veces asociamos incorrectamente al cerebro.

Es el cerebro el que media el dolor producido en todo nuestro cuerpo, pero es incapaz de doler por sí mismo.

Observa en el siguiente link:

https://www.facebook.com/Medicinaclinicaoficial/vi...